Cuándo un Accidente es Laboral en el Teletrabajo

2 de noviembre de 2020

Cuándo un Accidente es Laboral en el Teletrabajo

Descubre qué tienes que hacer si se sufre un accidente laboral durante el teletrabajo. Respondemos todas las dudas y problemáticas que implica tener un accidente laboral mientras se teletrabaja. Qué cobertura legal tengo como trabajador, como empresario y qué puedo reclamar o qué derechos tengo en caso de sufrir un accidente laboral en casa.

Índice de contenido

  • NORMATIVA ACTUAL SOBRE ACCIDENTES LABORALES DURANTE EL TELETRABAJO
  • Regulación del teletrabajo durante la crisis sanitaria
  • Obligaciones del Trabajador
  • Derechos del Trabajador
  • Obligaciones del Empleador Enfermedades y Accidentes laborales en el Teletrabajo
  • Tiempo de Trabajo
  • Lugar de Trabajo
  • Tipos de Accidentes Laborales en el Teletrabajo
  • Accidentes No Traumáticos
  • Accidentes In Itinere
  • Accidentes en Misión
  • Conclusiones

La nueva realidad social y económica ha transformado el panorama laboral y el aumento del teletrabajo ha generado nuevos escenarios laborales cuya legislación se desconoce. Por ejemplo, los accidentes laborales en el teletrabajo. Ahora, trabajando en casa te puedes lesionar o tener una enfermedad causada por o mientras trabajabas, por lo que aparecen las primeras dudas y las primeras cuestiones en caso de necesitar un abogado de accidentes de trabajo. Como por ejemplo, ¿quién se hace cargo de una enfermedad que he contraído cuando teletrabajaba? ¿Qué me cubre en materia de seguridad y salud si teletrabajo? ¿Qué derechos y obligaciones tiene el trabajador que teletrabaja? ¿Qué obligaciones tiene el empleador? Veamos los diferentes escenarios que prevé la ley, los derechos del trabajador, así como las obligaciones de empresario y trabajador cuando se sufre un accidente laboral durante el teletrabajo.

NORMATIVA actual sobre Accidentes Laborales en el Teletrabajo

La Normativa que existía en España antes de la crisis provocada por el Coronavirus en 2020 se reduce a la modificación al Artículo 13 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (ET, RDL 2/2015, del 23 de octubre) del Artículo 6 del Real Decreto Ley 3/2012, del 10 de febrero, de medidas urgentes pendientes de desarrollo en la reforma del mercado laboral.

Esta normativa fue el punto de partida para establecer el marco legal del concepto de Teletrabajo tal y como el Gobierno lo utiliza hoy:

“Aquel en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por éste, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa.”

El art. 13.4 del Estatuto de Trabajadores aborda la cuestión del trabajo desde casa: “los trabajadores a distancia tienen derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud resultando de aplicación, en todo caso, lo establecido en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, y su normativa de desarrollo”.

Para hacer frente a la “nueva normalidad”, el Gobierno ha presentado un nuevo Real Decreto Ley de medidas urgentes extraordinarias capaz de hacer frente al impacto social y económico tras el Covid, concretamente el RDL 8/2020, del 17 de marzo.

El objetivo es facilitar su implantación, establecer una serie de obligaciones por ambas partes y apoyarlas en una evaluación de riesgos voluntaria hecha por parte del propio trabajador.

Regulación de los Accidentes de Trabajo en el Teletrabajo

Pese a la reducción aparente de las circunstancias que puedan provocar un accidente laboral en el teletrabajo, siguen sucediendo y, como es normal, con el aumento del teletrabajo también ha aumentado el número de accidentes laborales mientras se trabaja en el domicilio.

Veamos en profundidad, qué derechos tiene el trabajador, qué obligaciones y cuáles el empleador.

Derechos del trabajador

Los derechos del trabajador cuando sufren un accidente laboral en su domicilio mientras teletrabaja tienen un problema: el conflicto entre los mecanismos estatales de control que ejercen los SP e Inspección de Trabajo (ITSS) y los derechos constitucionales de “intimidad personal y familiar”. Dicho de otro modo, quién y cómo se realizan las evaluaciones de riesgos laborales cuando legalmente existe “inviolabilidad del domicilio”.

Para resolver el problema del acceso al domicilio se apuesta por la autoevaluación hecha por el propio trabajador. Si se hace programando con antelación el traslado del trabajo hacia el teletrabajo, la autoevaluación permitiría la aplicación de medidas preventivas acordadas colectiva o individualmente, aportando seguridad laboral y asistencia sanitaria al trabajador y seguridad jurídica al empleador.

Según se recoge en el art. 156 de la Ley General de la Seguridad Social, el concepto de accidente laboral se define como “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”. Se puede desprender de dicha definición que el teletrabajo no exime de las obligaciones legales de cobertura sanitaria en circunstancias que provoquen un accidente laboral mientras se trabaja en el domicilio.

Además, y apoyándose en lo que establece el art. 156 de la LGSS, “se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo”.

Es lo que se conoce como presunción iuris tantum. Las lesiones corporales que sufra un trabajador mientras está realizando los servicios laborales desde casa, si se producen dentro del horario laboral marcado, entraña el deber de protección, de acuerdo al art. 13.4 del Estatuto de Trabajadores, derivándose las responsabilidades sobre el empresario.

En la práctica, se tendrá que analizar el tipo de lesión, si tiene relación el trabajo realizado con el lugar donde se ha ejercido o si se ha producido dentro del horario laboral. Con ello, si existe esta vinculación entre la lesión y la actividad desarrollada, se puede entender como accidente laboral o no.

Aspectos como la concurrencia en el tiempo y el lugar de trabajo del accidente laboral o la libertad de lugar en el ejercicio laboral pueden ser difíciles de demostrar en casos de teletrabajo. Sin embargo, gracias al derecho de inviolabilidad se respeta el derecho de intimidad del trabajador, a la vez que se garantiza “la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo”, según el art. 14 de LPRL.

Obligaciones del empleador

También conocido como el deber in vigilando del empleador, consiste en el deber que tiene el empresario en comprobar sistemáticamente que se está cumpliendo con las medidas preventivas acordadas colectiva o individualmente.

La dificultad que entraña dicha comprobación, dada la protección que tiene el trabajador a la intimidad, lleva a propuestas basadas en la responsabilidad y la confianza entre trabajador y empleador.

Son un ejemplo las declaraciones responsables periódicas que se facilitan al trabajador. El objetivo de éstas es comunicar al trabajador el interés de la empresa en hacer cumplir con la normativa y que se están cumpliendo con las medidas fijadas.

También es muy utilizado el método de enviar de forma periódica información preventiva, con el objetivo de transmitir las obligaciones del trabajador, informar de sus derechos y de las obligaciones que la empresa tiene con él.

Obligaciones del trabajador

Las obligaciones de un trabajador que tiene adoptada la modalidad de teletrabajo se pueden resumir en dos grandes puntos:

  •  En primer lugar, está obligado por ley a velar por su seguridad y de su salud en el trabajo, en este caso, en su casa, de conformidad con su formación y las instrucciones recibidas por el empresario.
  • Y en segundo lugar, está obligado a cumplir con las obligaciones pactadas en materia de prevención de riesgos, por lo que se considerará incumplimiento laboral todo aquello que no se ajuste al cumplimiento estricto de las instrucciones recibidas.

En el trabajo en casa o teletrabajo cobra especial importancia el cumplimiento de dichas obligaciones y que éstas se firmen en una declaración responsable que el trabajador facilite al empleador. De este modo se cumple con la normativa y, lo más importante, se prevé un escenario laboral más seguro para realizar teletrabajo.

Enfermedades y Accidentes laborales en el Teletrabajo

La Ley RDL 8/2015, de 30 de octubre, no hace distinciones cuando establece la presunción de laboralidad de la contingencia sufrida en tiempo y lugar de trabajo, es decir, sin que importe dónde se produzca el accidente, cuándo o el tipo de trabajo que esté realizando: “Se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo”.

Esto implica dos escenarios: considerar accidente de trabajo todo accidente que ocurra en tiempo y lugar de trabajo, en este caso, el domicilio, por lo que en caso de refutarse será la mutua o el empleador el que tenga que demostrar que el accidente no ocurre por causa del trabajo.

Y segundo escenario: en caso de ocurrir fuera del tiempo y el lugar de trabajo, no se consideraría accidente laboral y correspondería, en este caso, al trabajador demostrar que la enfermedad o el accidente lo causan el trabajo.

Veamos las diferencias en profundidad.

Tiempo de Trabajo

Desde el RDL 8/2019, de 8 de marzo, es obligatorio el registro de la jornada laboral. El teletrabajo también tiene que realizar el registro y cumplir con la ley. Cumplir con las horas y los límites de jornada máxima y de descanso obligatorios no tienen porqué suponer un problema para la distribución que cada trabajador haga de su tiempo de trabajo.

Un segundo punto importante del tiempo de trabajo durante el teletrabajo es la contabilización de las horas extra. Tras su autorización tras convenio o pacto sindical, las horas extraordinarias sí se tienen que contabilizar, siguiendo el patrón de las ordinarias.

En tercer lugar, mencionar el derecho a la desconexión digital, bajo el amparo de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.

Es importante apuntar que, en caso de sufrir un accidente después de finalizar la jornada laboral, las empresas que incumplen con el derecho a la desconexión digital no tienen, sin embargo, responsabilidad legal, siendo el trabajador el que tiene que probar que el accidente ha sucedido trabajando.

Lugar de Trabajo

El lugar de trabajo en el teletrabajo es, por norma general, el domicilio particular del trabajador, en otros, una segunda residencia, un local de coworking, un despacho o una sencilla habitación de un domicilio compartido.

Sea cual sea el lugar de trabajo, la empresa tiene que evaluar el lugar donde se va a efectuar el teletrabajo y dotar de todos los servicios equivalentes a un office de trabajo habitual durante todo el horario laboral. Este tipo de previsión no incluye hacerse cargo de riesgos propios de trabajos de cocina que nunca harían en el entorno habitual de trabajo.

Tipos de Accidentes Laborales en el Teletrabajo

En función del tipo de accidente que se sufra en tiempo y lugar de trabajo, en este caso, en el domicilio particular, se considerará accidente laboral o no.

Aquellos accidentes provocados por circunstancias y objetos (herramientas) ajenas al trabajo, como por ejemplo puede ser un cuchillo de cocina mientras se hace la comida, no se considerarán accidente laboral.

Los accidentes producidos por cuestiones que se vinculan al equipo de trabajo, como puede ser una descarga eléctrica por sobrecarga, sí se considerarán accidente laboral y no podrán ser declaradas contingencias profesionales (exceptuando el dolo o la imprudencia temeraria). Sin embargo, esta misma descarga puede entenderse como accidente doméstico siempre y cuando se haya producido por circunstancias o herramientas ajenas al trabajo.

Accidentes No Traumáticos

Los accidentes no traumáticos se consideran todos aquellos accidentes producidos en tiempo y lugar de trabajo e incluyen los accidentes in itinere, en desplazamiento o en misión, incluyendo los infartos y los ictus que se puedan sufrir.

En estos casos, como en los demás casos, si ocurre en tiempo y lugar o en misión de trabajo, el accidente se considerará laboral y corresponderá al empleador o la mutua demostrar lo contrario en caso de no acuerdo.

Por el contrario, en caso de producirse fuera del tiempo y lugar de trabajo, corresponderá al trabajador demostrar la laboralidad del accidente.

Accidentes In Itinere

Los accidentes in itinere pueden ocurrir también como consecuencia del teletrabajo. Se considerarán accidentes laborales in itinere aquellos desplazamientos entre dos domicilios particulares del trabajador después de que se autorizasen para teletrabajar, los desplazamientos del domicilio al despacho o a la oficina de coworking o los desplazamientos hacia una revisión médica o para cumplir con asuntos relacionados con el trabajo.

Accidentes en Misión

Los accidentes en misión son aquellos producidos mientras se desplaza para, por ejemplo, comprar material que necesita para trabajar en el teletrabajo y que la empresa prevé como imprescindible para ejercer su labor profesional en el domicilio particular.

Conclusiones

Las contingencias laborales que un trabajador pueda sufrir en su domicilio particular como consecuencia del teletrabajo siguen siendo hoy por hoy difíciles de comprobar y difíciles de evaluar. Fundamentalmente por las dificultades que tiene legalmente un empresario de acceso al domicilio particular de un trabajador para evaluar los riesgos laborales o el cumplimiento de la normativa. El crecimiento exponencial del teletrabajo como consecuencia de la crisis sanitaria por el Covid hace necesaria una renovación y actualización de las normativas laborales para poder garantizar la seguridad del trabajador en su domicilio y cubrir legalmente a la empresa. Para ello, el Gobierno prevé próximamente novedades en la normativa laboral que incluyan soluciones a las controversias relacionadas con las dificultades propias del teletrabajo.

Menu